Programa


PROGRAMA MARCO ELECTORAL

ELECCIONES MUNICIPALES 2019.

SUMARIO

1. La ecología en el corazón de las políticas municipales.

1.1 Hacia eco-municipios y un desarrollo urbano sostenible.

1.2 Accesibilidad, movilidad y transporte sostenibles.

1.3 Hacia una revolución energética local.

1.4 Hacia una nueva cultura local del agua.

1.5 Gestión sostenible del territorio y de los recursos naturales.

1.6 La gestión integral de los residuos: minimizar, reciclar, cerrar las incineradoras.

1.7 Salud medioambiental y calidad de vida.

1.8 Protección de los derechos de los animales y del bienestar animal.

2. Hacia la conversión ecológica de la economía local.

2.1 Economía social, solidaria y ecológica en una economía deslocalizada y plural.

2.2 Fiscalidad ecológica.

2.3 Finanzas locales social y ambientalmente sostenibles.

2.4 Empresas medioambiental y socialmente responsables.

2.5 Del turismo de masa al ecoturismo de calidad.

3. El municipio, actor de la solidaridad y los derechos para Tod@s.

3.1 Una vivienda digna, accesible y ecológica para todos y todas.

3.2 Sociedad plural, integración e interculturalidad.

3.3 Derecho universal de ciudadanía (ciudadanos de Europa y del Mundo).

3.4 Para una solidaridad Norte-Sur.

4. Hacia la democracia participativa, transparencia e información.

4.1 Democracia participativa activa.

4.2 Reforma de los gobiernos locales.

4.3 Convivencia, justicia de proximidad y resolución pacífica de los conflictos.

4.4 El municipio como núcleo de la sociedad de la información.

4.5 Medios de comunicación públicos plurales e independientes.

1.LA ECOLOGÍA EN EL CORAZÓN DE LAS POLÍTICAS MUNICIPALES

1.1 Hacia eco-municipios y un desarrollo urbano sostenible.

El modelo vigente de diseño urbanístico, en cuanto a algo tan central como los usos del territorio, debe sustituir: hay que pasar del modelo tecnocrático y desarrollistas a un modelo sostenible y democrático, que invite a las y los ciudadanos a responsabilizarse del diseño del municipio.

El eco-municipio debe ser un lugar agradable donde vivir, un espacio donde crecer y participar. Más que en grandes obras hay que pensar en un gran proyecto de sostenibilidad urbana, sin distinción y con justicia entre barrios. un pueblo sostenible es aquel que hace un uso racional del suelo y de la energía, que emplea tecnologías limpias y estructuras no agresivas. La mayoría de las siguientes propuestas, además de contribuir a la conservación de los recursos naturales, supondrán una racionalización del gasto público y una fuente de generación de empleo.

a) Los planes de urbanismo deben incorporar y potenciar en su contenido los ventajas ecológicas de las ciudades y el paisaje como elementos base de la planificación urbanística y de su propia diversidad. – Diseño urbano para conseguir ciudades diversas en función de sus condiciones físicas. Los planes de urbanismo deben ordenar las ciudades en función de las condiciones físicas del lugar: Para ello deben proceder a combinar la zonificación (los elementos en función de las condiciones de uso y edificación) y la estructura urbana (los elementos de relación y de infraestructura de los servicios generales).

– Diseño urbano para la integración de funciones y actividades en la ciudad. Los planes de urbanismo deben permitir una ordenación urbanística mixta, no segregada entre las diversas zonas urbanas y respondiendo al principio de la diversidad urbana. Para que una ciudad más integrada, mixta, y no segregada espacialmente es una ciudad más sostenible e igualitaria. Permite un mejor, fácil y más cómodo desarrollo de las funciones humanas sobre el espacio.

– Diseño urbano para reducir la necesidad de transporte. Incluir en el planeamiento urbanístico las necesidades de transporte, lo que implica definir la relación entre superficie total y densidad zonal, distancias máximas y forma urbana global, zonificación de los usos y los medios de transporte. El objetivo es reducir los costes de transporte, las tasas de los desplazamientos individuales y los movimientos obligados de las personas, entre residencia, trabajo y lugares de ocio.

– Diseño urbano para ciudades sostenibles en los flujos de recursos. desde el planeamiento urbanístico hay que promover ciclos cerrados y sostenibles en la gestión los residuos (tratando en primer término de reducirlos), el uso de materiales y recursos locales, la satisfacción de las necesidades energéticas posibilitando el ahorro y la eficiencia, y la promoviendo las energías renovables, así como la utilización siempre que sea posible de recursos no contaminantes o, al menos, reutilizables y reciclar.

b) Establecer en el planeamiento urbanístico un solo tipo de suelo urbanizable para evitar expectativas y tensiones especulativas.

c) Aprobación del PGOU (Plan General de Ordenación Urbana) orientándolo a la calidad y equilibrio urbanísticos ya la creación y calificación del suelo para VPO (Viviendas de protección oficial) en función de las necesidades sociales.

Limitar en el planeamiento y ejecución urbanísticas el uso de las diversas figuras de alteración y modificación a posteriori de los PGOU, sometiéndolas su caso a control ciudadano y evaluación ambiental.

d) Reglamentar la evaluación Estratégica Ambiental de los proyectos urbanísticos municipales y provinciales, haciéndolo obligatorio en cualquier modificación sustancial del PGOU y de las Normas Subsidiarias. / Entre las nuevas atribuciones de la Concejalía de Medio Ambiente / Sostenibilidad estará la de emitir informes obligatorios de evaluación Ambiental Previa para todas las actuaciones que, aun siendo competencia de otras áreas, sean susceptibles de producir impacto ambiental (control de ruidos, infraestructuras, urbanismo, instalación de antenas de telefonía móvil, etc.). En los proyectos de carácter general y en las actuaciones más relevantes le informa será encargado a organismos y profesionales independientes.

e) Eliminar todas las construcciones establecidas en el espacio del dominio público hidráulico y de influencia directa de los cauces. Limitar las plantaciones de césped y otras especies altamente consumidoras de agua. Uso de agua no potable para el riego y limpieza.

f) Instalación de energía solar térmica en los edificios de uso público y en los viviendas de nueva construcción. Programa de implantación progresiva de la energía solar fotovoltaica.

g) Eliminación progresiva de los materiales de PVC en las construcciones municipales, por su fuerte impacto ambiental.

h) Eliminación total de las barreras arquitectónicas y adaptación del mobiliario urbano a las necesidades de las personas con problemas de movilidad.

i) Estricto control de las infracciones urbanísticas.

j) Planificación urbanística que tenga en cuenta los valores estéticos del paisaje urbano, que reduzca la necesidad de transporte y que integre varios usos en un mismo espacio, evitando así la segregación en función de estos y los desequilibrios entre las diferentes zonas.

Aprobar planes que marquen objetivos ambientales para la sociedad, que incluyan medidas de apoyo, así como promover un comportamiento ejemplarizante por parte de las administraciones públicas.

a) Desarrollo de agendas Locales 21 en todos los municipios, así como en entidades supra municipales, impulsadas y coordinadas por las y los concejales y agencias de sostenibilidad.

b) Apoyo y adhesión a la Campaña Europea de Ciudades y Municipios Sostenibles.

c) Realizar auditorías ambientales de todos los edificios e instalaciones de propiedad o gestión municipal.

d) Incluir la evaluación Estratégica Ambiental a la hora de valorar los principales proyectos municipales.

1.2 Accesibilidad, movilidad y transporte sostenibles

Pacificar el tráfico en los municipios, para pasar de la ciudad de los automóviles en la ciudad del peatón debe ser uno de los objetivos principales de la política municipal en el siglo XXI. Queremos crear PROXIMIDAD: entre la vivienda y el trabajo, entre las escuelas y las casas, entre las tiendas y el esparcimiento, y también crear ACCESIBILIDAD sobre movilidad. Hace falta cambiar radicalmente el tráfico motorizado por no motorizado (bicicletas) y devolver el protagonismo a las personas peatones. La movilidad en las ciudades debe garantizar a todas y todos, especialmente en los sectores con mayores dificultades, la necesidad de transporte se responderá de la forma más sostenible y segura y se abordará de forma integral el principal problema con el que nos enfrentamos en el transporte urbano: el de las áreas metropolitanas.

a) Una vinculación absoluta entre los planeamientos urbanísticos y de movilidad, cumpliendo los preceptos básicos de la CARTA EUROPEA los DERECHOS PEATONES. A medio plazo, devolver el máximo del espacio de las calles a las bicis, peatones, a los niños ya las personas mayores al esparcimiento ya la naturaleza:

b) Elaborar planes municipales, metropolitanos, comarcales y provinciales de movilidad y transporte sostenible y seguro, con los siguientes objetivos:

• Reducir un 20% la utilización de vehículos privados dentro de las ciudades.

• Aumentar en un 30% el uso del transporte público urbano y limpio dentro de las ciudades.

• Modificar la actual tasa intermodal de transporte en las áreas metropolitanas hasta llegar a un incremento significativo para el ferrocarril.

• Reducir la siniestralidad en accidentes de tráficos urbano en un 50%.

• Llegar a el 50% de uso de fuentes energéticas renovables o no contaminantes en el transporte público.

• Incrementar en un 50% los desplazamientos no motorizados (peatones, bicicletas y otros medios de transporte alternativos).

• El desarrollo y seguimiento de este plan, así como su evaluación, además ser llevado a cabo por la concejalía correspondiente, debe contar en los aspectos más ejecutivos, con un Instituto municipal de movilidad y transporte sostenible y seguro.

c) Elaborar planes de transporte intermodal en las áreas metropolitanas:

• Donde no existe, introducción de sistemas tarifarios de billete único.

• Introducción de sistemas de automóviles de uso o propiedad compartida que conecten por ej. zonas residenciales con el centro urbano o fomentar los aparcamientos disuasorios.

• Fomentar el uso combinado de la bici (con posibilidad de alquilar bicis públicas) y del transporte público -especialmente el ferrocarril-, y favorecer el acceso y el aparcamiento en las estaciones y en la puerta de los edificios públicos.

d) Una apuesta decidida para potenciar y garantizar un transporte público superficie suficiente, ampliando y protegiendo las redes de autobuses, reintroduciendo el tranvía en los ejes de fuerte demanda y extendiendo la red ferroviaria de tren y metro allí donde sea necesario.

e) Adoptar medidas que favorezcan la movilidad de los sectores sociales con mayores dificultades de desplazamiento: mayores, personas discapacitadas, niñas y niños …

Transporte gratuito para pensionistas, parados y otros colectivos sociales

desfavorecidos.

f) medidas para incentivar el transporte público colectivo: campañas informativas, mejora de líneas, prioridad de tráfico, etc.

g) Diseñar de acuerdo con los usuarios, y construcción de una red de carriles-bici en los municipios, que conviertan a la bicicleta en una alternativa real de

movilidad.

• Hacer una red de carriles y pistas para bicis, tanto en las vías públicas urbanas, como las interurbanas, que conecten cualquier punto con los demás.

• Que los carriles bici proporcionen unos recorridos protegidos y seguros para cualquier desplazamiento, en general, y para los que tienen que hacer los niños y jóvenes en particular, desde su casa al colegio o de instituto.

• Incentivar el uso de la bici, con campañas de educación ambiental en las escuelas, y otras actividades, como: la celebración de la semana de la bici, de la semana sin coches, etc.

• Extender el derecho de admisión de la bicicleta en el transporte público.

• Dar prioridad desde los Ayuntamientos al uso de la bicicleta, en los desplazamientos que realice la policía municipal.

h) Realizar una red arterial de itinerarios peatonales.

e) Desarrollar de manera permanente una campaña de información y concienciación ciudadana destinada a la reducción del uso del transporte privado y motorizado, que incluya la participación de los municipios en iniciativas como la semana europea de la movilidad y el día europeo sin coche.

j) Apoyar mediante exenciones fiscales un uso más racional y reducido los vehículos, así como a los propietarios de vehículos que utilicen la mejor tecnología y resulten más eficientes y menos contaminantes.

k) Racionalización del tráfico y campaña permanente de concienciación ciudadana destinada a la reducción del uso del transporte privado motorizado. Impulso de un pacto social para la movilidad urbana sostenible.

m) Imponer la práctica de «pactos locales para la movilidad», entendidos como un compromiso mutuo entre las autoridades locales y todos los agentes afectados: entidades y colectivos ciudadanos, partidos políticos, consejos de participación, empresas de transporte público, ciudadanía a título individual, etc. Fijar una serie de líneas

de actuación de las administraciones en programas e inversiones concretas de carácter plurianual, y establecer objetivos cuantificables e indicadores para hacer el seguimiento y contrastar la eficacia.

1.3 Hacia una revolución energética local

Frente al doble desafío del cambio climático y del fin del petróleo, el modelo energético actual devora recursos escasos y es agresivo con el medio ambiente. Y es que las ciudades son receptoras netas de flujos energéticos, lo que genera un impacto ambiental en la zona donde se produce la energía que es consumida en aquellas, lo que se suma el impacto ambiental producido por el transporte de esta energía. Para reducir estos impactos e incrementar las tasas de producción energética autóctona de las ciudades se propone definir planes municipales y provinciales de fomento del ahorro y la eficiencia energética y de las energías renovables, que desarrollen los siguientes aspectos:

a) La energía más barata y más limpia es la que no se consume; es necesaria y viable una reducción del consumo del 25% para el 2020: actuando sobre el consumo público, realizando campañas de sensibilización de la ciudadanía, promoviendo una arquitectura eficiente energéticamente (ver hacia un eco-pueblo: orientación, captación solar pasiva, aislamiento ..):

• Obligatoriedad de uso de criterios de construcción bioclimáticos en las nuevas construcciones en el municipio y aplicación de los principios de la eficiencia energética en el ámbito de la administración local • Obligatoriedad de instalar paneles solares para agua caliente sanitaria en todos los edificios de nueva construcción en el municipio.

• Obligatoriedad de realizar auditorias energéticas en todas las nuevas construcciones.

• Apoyo a su implantación y difusión social; Información y sensibilización.

b) Elaborar Planes Municipales de fomento de las energías renovables y de ahorro y eficiencia energética, que incluya medidas para avanzar hacia los siguientes objetivos:

• Reducir en un 50% las emisiones de gases de efecto invernadero en actividades o instalaciones municipales.

• El 15% del total del consumo de energía de las ciudades de más de 50.000 habitantes debe ser generada por energías renovables.

• Al menos un 20% del total de la energía consumida por actividades y instalaciones municipales debe provenir de fuentes renovables, o no contaminantes.

• Incentivar económicamente la estimulación de la eficiencia energética, tanto en los viviendas de nueva o antigua creación, como en las empresas que se ubican en cada término municipal

c) Crear sistemas locales de gestión energética y potenciar la producción local de energía a través una planificación descentralizada y participativa.

d) Mejorar el rendimiento energético de los procesos industriales, internalizando el coste real de las actuales fuentes de energía; e) Fomentar la cogeneración de calor y electricidad y recuperación del calor residual industrial; generalizar la recuperación de aceites domésticos f) Apoyo a la investigación a pequeña escala y los proyectos de demostración.

g) Aplicación de un sistema tarifario justo basado en el principio de «MUNICIPIO DE EFICIENCIA TERMODINÁMICA «, por delante de los principios de rentabilidad.

1.4 Hacia una nueva cultura local del agua

El abastecimiento del agua, el saneamiento o depuración de las aguas residuales y el tratamiento de los residuos son servicios esenciales de los gobiernos locales atribuidos por los artículos 26 y 86.3 de la Ley de Bases de Régimen Local. El agua es un recurso natural imprescindible para garantizar la vida en cualquier ecosistema, necesario para la calidad de vida de las personas y la actividad económica de cualquier comunidad humana.

En un municipio sostenible debe promoverse una nueva cultura del agua que no solo promueva el ahorro y la eficiencia, sino que corrija la equivocada percepción social de los problemas relacionados con la gestión del agua Esta percepción es la que ha permitido la realización de la aberrante Plan Hidrológico Nacional, y que reduce la cuestión a supuestos déficit, cuando los problemas reales están relacionados más bien con la contaminación de aguas superficiales y subterráneas, la sobreexplotación, los usos inadecuados y la colonización absoluta del medio natural para la captación de agua para fines económicos, colapsando los sistemas hídricos que constituyen el sustrato de todos los ecosistemas.

• Ordenanzas municipales de ahorro y eficiencia en el sistema de abastecimiento y consumo de agua, con los siguientes objetivos:

– Instalación de reductos de agua y energía a todos los hogares en los hogares, empresas, oficinas y edificios municipales.

– Llegar a en los municipios de más de 20.000 habitantes la depuración terciaria y la reutilización de aguas residuales.

• El fomento de ordenanzas municipales para que en los edificios de nueva construcción incorporen mecanismos de aprovechamiento de las aguas pluviales y dobles redes de reutilización de las aguas utilizadas para el uso doméstico.

• La promoción de programas de rehabilitación de los equipamientos públicos para los que, de manera progresiva, se vayan incorporando tecnologías de control del consumo y del aprovechamiento de las aguas usadas.

• Elaborar estudios que nos permitan conocer las potencialidades hídricas del municipio para ajustar la gestión de la ciudad y el crecimiento urbanístico desde el equilibrio ecológico.

• Promover las inversiones necesarias para aprovechar las aguas de las depuradoras, reconvirtiéndose las de químicas en ecológicas, para el riego de parques y jardines municipales.

• Mantener la titularidad pública de la gestión y las infraestructuras de las aguas: extracción, suministro y depuración.

• Adecuar la demanda a la oferta (y no al revés como se hace actualmente): extraer solamente las cantidades estrictamente necesarias y volverlas muy depuradas a caudales naturales.

• Aplicar una política de precios sostenible del agua significa no incentivar el

consumo: utilizar las tasas y precios públicos del agua con fines ambientales,

desincentivando las pautas de consumo elevado, repercutiendo el coste real de obtención de agua, y estableciendo un sistema de bloques, de tal manera que el precio del metro cúbico de agua se incremente de manera exponencial con el aumento del consumo. Mantener unos precios democráticos y socialmente justos.

• Mejorar las infraestructuras de suministro de aguas existentes, promover los sistemas de regadío eficientes (a través de una tarifa según volumen).

• Las infraestructuras de depuración industrial deben ser asumidas completamente por quien consume las aguas y no por las y los contribuyentes según el principio de quien contamina, paga la depuración. Las fábricas que vierten sin depurar, deberían perder la licencia en lugar de pagar multas. Las aguas industriales deben depurarse (y reutilizarse) dentro mismo de cada productor. el sistema consiste en coger las aguas más abajo de donde se deben devolver, lo que es mucho más pedagógico.

• La recuperación para el uso público de los acuíferos locales en aquellas zonas donde han sido clausurados por contaminación de nitratos o de otros metales pesados, toxicidades provenientes generalmente de la química sintética aplicada a la agricultura.

• Una política sostenible del agua debe tratar de garantizar el suministro a partir de sus aguas subterráneas y, por tanto, se deben sanear cuanto antes. No podemos depender de trasvases que roben el agua de otras regiones.

• El impulso de programas de educación ambiental para fomentar una cultura ciudadana que favorezca el ahorro y un uso racional del agua.

• Incorporar a las campañas de comunicación de las empresas (públicas o privadas con concesión administrativa) que gestionan el suministro de agua en las ciudades, mancomunidades y comunidades de regantes y usuarios mensajes y valores propias de lo que se ha dado a conocer como nueva cultura del agua.

• Limitar las plantaciones de césped y otras especies altamente consumidoras de agua.

• Mejorar la calidad y la eficiencia de los usos agrarios del agua con medidas como:

– Elaborar un mapa provincial sobre el estado de los acuíferos

– Prohibir la extracción en acuíferos contaminados o sobreexplotados.

– Graduar los precios del agua de modo que favorezcan el ahorro y la eficiencia, en función de las posibilidades técnicas y del tipo de cultivo.

1.5 Gestión sostenible del territorio y de los recursos naturales

Somos testigos de una masiva sobreexplotación de nuestros recursos naturales a fuerza de tecnología y aportaciones de ingredientes artificiales, los cuales, a través plazo, agotaran irreversiblemente la capacidad de recuperación de nuestro entorno natural.

Mar y litoral. El litoral es la zona donde mayor es el crecimiento demográfico y la mar sigue siendo sobreexplotado. Supone una clara amenaza para unos ecosistemas la fragilidad es creciente, y su valor natural es cada vez mayor mientras que cada vez son más escasos.

a) Planes municipales, metropolitanos y provinciales de protección del litoral, con los siguientes objetivos:

• Proteger los espacios con valor ambiental, estableciendo en cada municipio del litoral y adoptando medidas para su protección efectiva.

• Introducir en la ordenación urbanística objetivos de sostenibilidad, limitando el crecimiento de urbanizaciones y declarando moratorias en zonas saturadas.

b) Moratoria en la construcción o ampliación de nuevos puertos deportivos en los municipios costeros.

c) Moratoria en la construcción de nuevos campos de Golf en los municipios de costa.

d) Apostar decididamente por la pesca sostenible.

Medio rural. La agricultura es un sector económico y social cuyo peso en el PIB no refleja adecuadamente su dimensión ambiental, ni su papel en la articulación social y territorial. En este sentido es en el que se proponen las siguientes medidas, que han de conseguir el objetivo de favorecer los tipos de agricultura con mayor rentabilidad social y ecológica, que no siempre coinciden, al menos en el corto plazo, con los que mayor rentabilidad económica (vía comprado y / o subvenciones, directas o indirectas), presentan.

a) Plan de fomento de la agricultura ecológica que apoyar la oferta y producción de productos ecológicos, a través de medidas como:

• Proporcionar fincas municipales para crear una red de cooperativas colaboradoras de agricultura ecológica.

• Facilitar por parte de los ayuntamientos, suelo y medios para impulsar la creación de huertos ecológicos escolares y familiares, así como granjas ecológicas familiares.

• Incrementar la escala de la agricultura ecológica, apoyando la constitución y el funcionamiento de asociaciones y cooperativas de productores-consumidores agrarios ecológicos.

b) Fomentar el consumo de productos ecológicos, mediante iniciativas como:

• Recuperar recetas culinarias locales, elaboradas a partir de ingredientes de la zona y ecológicos.

• Promocionar en restaurantes locales, y especialmente en los municipios más turísticos, la introducción en sus cartas de un «menú ecológico», realizado con ingredientes autóctonos de la zona.

• Promocionar la comercialización de los productos agrarios ecológicos locales, impulsando ferias comarcales y creando denominaciones de origen y marcas de calidad de productos autóctonos y ecológicos.

c) Establecer un plan municipal de buenas prácticas agrícolas en los ayuntamientos rurales, organizando cursos, talleres y campañas para difundir experiencias agrarias que deban destacarse por su contribución a generar un desarrollo socioeconómico sostenible y equilibrado.

d) Establecer planes municipales, comarcales y provinciales de ordenación de los cultivos bajo plástico.

e) Vuelta a la ganadería extensiva

f) Declarar a los municipios «municipios libres de transgénicos», desarrollando campañas que informen y conciencien sobre los riesgos asociados a los organismos manipulados genéticamente (OMGs), y adoptando medidas que permitan informar al público sobre qué productos incluyen en su composición OMGs, y que así puedan ejercer la soberanía del consumidor. Garantizar el cumplimiento del Protocolo de Cartagena sobre Biodiversidad, ratificado por el Estado Español (ena.2002)

sobre el control de la contaminación por OGM en la alimentación.

Medio natural. Un objetivo que Los Verdes debemos plantearnos en la gestión municipal es implicar a la administración local en la protección de los valores naturales, que participen conforme a sus competencias en la satisfacción de la demanda ciudadana de preservar la naturaleza y que vean en un medio natural protegido y bien conservado una oportunidad para el desarrollo social y la calidad de vida en el municipio, con una regulación que favorezca un uso público sostenible de los recursos naturales, pues la protección no puede verse simplemente como una mera restricción a la explotación económica del territorio y los recursos.

Especialmente, se proponen medidas para atender los espacios más amenazados y en los que una perspectiva local resulta más eficaz.

a) Aprobar ordenanzas municipales de protección de la biodiversidad y de fomento la jardinería sostenible en las zonas verdes.

b) Crear Jardines Botánicos Provinciales.

c) Elaborar plan municipales de protección de espacios con alto valor ambiental, como

humedales y cauces fluviales y bosques de ribera.

d) Desarrollar planes provinciales de gestión cinegética y piscícola, con los objetivos de minimizar el impacto ambiental de estas actividades y garantizar la su sostenibilidad ambiental

e) Elaborar y desarrollar Instrucciones Básicas sobre formas sostenibles de aprovechamiento y disfrute de los montes de titularidad municipal.

f) Luchar contra las canteras ilegales.

1.6 La gestión integral de los residuos: minimizar, reciclar, cerrar las incineradoras.

En una sociedad basada en el «usar y tirar», la prioridad en términos de residuos radica en la minimización y la prevención. Es esencial que los municipios tomemos medidas claras para evitar al máximo la producción de residuos inútiles. Además de poner un freno a nuestra manera de consumo actual poniendo en marcha los demás puntos de este programa, consideramos que la incineración no tiene cabida dentro de un futuro sostenible y se pronuncia a favor de una intensificación del reciclaje y del compostaje, así como otros métodos de tratamiento alternativos que empiezan hoy a tomar fuerza en el resto de Europa.

a) Puesta en marcha de un plan de separación selectiva en origen de los residuos sólidos urbanos (RSU), reciclaje integral de los mismos y apuesta por la biometanización y el compostaje. objetivos:

• Reducir en un 15% el volumen de RSU producidos en los municipios.

• habitantes.

• Impedir la incineración de RSU.

• Iniciar Sistemas Integrales de Prevención y de Gestión para la Recogida

Selectiva en Origen de los RSU, tanto a nivel local, como comarcal acompañados de

minicentrales municipales de producción de biogás y de compostaje de gran

calidad: creación de empleo estable local, ahorro energético, producción de un

adobo inmejorable para el consumo local.

b) Generalización de ecoparques, con medidas de tratamiento y recuperación como la

producción de biomasa, el compuesto local a partir de residuos domésticos y de

jardín, o la reutilización y el reciclaje de los materiales de construcción.

c) Construcción de plantas de generación eléctrica para biogas en los vertederos

municipales.

d)

e) Favorecer el aprovechamiento agroambiental de los residuos agrícolas, así como las

posibilidades que la biomasa ofrece para la transición hacia un modelo energético

más sostenible.

f) No autorizar nuevos cementerios o almacenes de residuos nucleares (ni la ampliación

de las instalaciones existentes) en cualquier municipio.

g) Declarar a todos municipios como «municipios libres de PVC», reduciendo en las

construcciones municipales dichos materiales, dado el gran impacto ambiental de la

su obtención y de su ulterior gestión como residuo.

h) Favorecer la utilización de envases retornables y otros productos ecológicos.

e) Controlar y asesorar a la industria y los comercios. Asegurar una producción

limpia de principio a fin; con productos de calidad, duraderos, que puedan

reparar fácilmente; con materiales renovables, obtenidos de forma que conserven

la viabilidad del ecosistema del que son extraídos; no tóxicos ni problemáticos por

En cuanto a su utilización y recuperación.

1.7 Salud medioambiental y calidad de vida

Definición de Salud de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Año 1947: «La

salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no sólo

la ausencia de enfermedad o dolencia «

La salud depende sobre todo de los estilos de vida, la cultura y el medio ambiente. debe

guiar el diseño de todas las políticas (sociales, económicas, fiscales,

agrícolas …). Por lo tanto, los propuestas de este apartado están profundamente

vinculadas a las de todos los demás apartados de este programa con el objetivo

de conseguir un municipio con una alta calidad de vida para todos y todas, sin

exclusión.

a) Cambios en los modelos económicos: Los modelos actuales donde prevalece la productividad

y la rentabilidad económica tienen una influencia directa sobre el individuo, la

su calidad de vida y en definitiva, su salud. Es necesario reforzar el

concepto de «Rentabilidad Social y ecológica»

b) La salud en el trabajo: Empezando por el mismo «stress laboral», existe una

larga lista de enfermedades asociadas al trabajo (problemas respiratorios,

cánceres, etc.). Debemos ser conscientes de su importancia y buscar la manera

de afrontarlas apropiadamente.

c) Promover estilos de vida libres de drogas, con un cambio de la política

represiva a la de gestión de riesgos, en el consumo de drogas de abuso incluida la

legalización gradual del consumo y desarrollar un marco legal para las

«Medicinas naturales».

d) Promover una vida sana con campañas de información, reduciendo el IVA de los

productos biológicos y ecológicos, potenciando su producción (cooperativas

producción-distribución-consumo), con un mayor consumo en las escuelas, … Dar

apoyo la práctica del ejercicio físico.

i) Promover una vida libre del humo del tabaco. Exigimos el cumplimiento íntegro de

la Ley 28/2005 de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo

y reguladora de la venta, el suministro, el consumo y la publicidad de los

productos del tabaco. Para ello, y en vista del incumplimiento flagrante que

se está dando de la misma, proponemos la creación de inspectores dependientes de las

administraciones públicas que controlen la aplicación de la ley y tengan la

potestad de imponer sanciones a los responsables de los lugares que ésta no se

cumpla.

LUCHAR CONTRA LA CONTAMINACIÓN ACÚSTICA, LUMÍNICA, ATMOSFÉRICA Y

ELECTROMAGNÉTICA

Las consecuencias afectan directamente a la salud de las personas y el nivel de

calidad de vida de la ciudadanía. Los Ayuntamientos deben asumir el reto de

promover medidas de impacto contra la contaminación acústica, atmosférica,

lumínica y electromagnética en las ciudades.

a) Se propone la instalación de cabinas de control que nos permitan conocer la

información de la calidad del espacio público y los índices de la contaminación

blanca o invisible en tiempo concreto, que facilite el diseño de políticas y

programas de acción. Conocer con la máxima precisión posible el diagnóstico

ambiental del municipio, es decir, su estado de salud ambiental.

b) Planificar la ubicación de las actividades económicas mediante Normas

Urbanísticas y evitar incompatibilidades; aprobar y aplicar ordenanzas

municipales efectivas contra el ruido; actualizar periódicamente el mapa de

ruidos de la ciudad para generar sensibilización ciudadana; organizar

campañas educativas …

c) Promover, desde la propia Administración, la utilización de vehículos menos

ruidosos, controlar y eliminar el ruido producido por motocicletas y camiones,

proteger con pavimentos especiales y pantallas acústicas allí donde sea posible y

salvaguardar, también, el aislamiento acústico en las viviendas y oficinas mediante

de ordenanzas municipales.

d) Recuperar ecológicamente del entorno de las instalaciones educativas, además

de la proscripción de la realización de obras en los alrededores, en horario escolar.

e) Respecto a las fuentes de radiaciones electromagnéticas se exige la aplicación

el principio de precaución. Por ello, proponemos el control estricto de todos los

focos de contaminación electromagnética (antenas de telefonía móvil, torres

de alta tensión, transformadores de alta potencia, etc.) que actualmente campan

-legal o ilegalmente- para todas nuestras ciudades y núcleos urbanos.

f) Controlar y limitar la instalación de antenas de telefonía móvil. para

ello, es necesario el inmediato cumplimiento de la legalidad vigente, con la

paralización y desmantelamiento inmediato de todas las antenas de telefonía móvil

en situación ilegal y la inmediata declaración de una moratoria de instalación

de antenas, la obligación a las operadoras a compartir las antenas, alejar los

emplazamientos de las antenas una distancia significativa de las viviendas y zonas

sensibles, tener en cuenta protocolos de investigación serios por organismos

independientes de las operadoras, aplicar el principio de precaución.

g)

h) Reducir toda clase de foco lumínicos manifiestamente innecesarios, como los

que preceden y conectan unos eventos festivos con otros, como es

el caso de las fiestas navideñas, etc.

e) Reducir las fuentes y el volumen de la contaminación, aspecto que esta

íntimamente relacionado con el consumo y producción de energía e impulsar la

regeneración y filtración del aire mediante la creación -por ejemplo- de zonas

verdes con especies vegetales adecuadas para aumentar la transformación de CO2

en oxígeno.

j) Llevar la naturaleza en cada calle, mediante una política de reverdecimiento

de todas y cada una de ellas. Como tenemos que ir recuperando las calles para un uso

totalmente público (sin tráfico, aparcamientos, asfalto y cemento), vamos a poder

contar con un incremento de espacio verde disponible para todo el mundo.

1.8 Protección de los derechos de los animales y del bienestar animal

Para gran parte de la sociedad, hay que ir más allá en la protección de los animales:

frente a la concepción de que los concede atención tan sólo en la medida en que

resultan útiles (o productivos), cada vez más personas defienden que los animales

tienen valor en sí mismos, y que lo que necesita justificarse es su

utilización. Con ello se amplía la comunidad de los seres con derechos de los seres

racionales a los seres sintientes. Pero hoy, los abusos a los que son sometidos

son aún demasiado, pues carecemos de una base normativa y sobre todo ejecutiva para

evitar actuaciones que reciben el rechazo de la mayoría de la población. Por lo tanto,

es necesario adoptar medidas para acercar el trato actual a los animales en la

voluntad mayoritaria.

a) Ordenanzas municipales que prohíban cualquier práctica que conlleve

maltrato y tortura animal.

b) No promocionar ni subvencionar escuelas taurinas, corridas de toros, o

cualquier espectáculo que conlleve el maltrato animal.

c) No crear nuevos zoológicos, transformando progresivamente los existentes en

centros de recuperación.

d) Elaborar un plan que desarrolle la educación en los valores animalistas y la

promoción de las dietas vegetarianas.

i) La coordinación y evaluación de estas medidas se realizará a través de una

Oficina Municipal de Protección y Bienestar Animal, que cuente con la autonomía

suficiente para hacer eficaz y creíble una nueva política municipal en relación con

la situación de los animales.

2. HACIA LA CONVERSIÓN ECOLÓGICA DE LA ECONOMÍA LOCAL

2.1 Economía social, solidaria y ecológica en una economía relocalizada y plural

Sin transformación de las pautas económicas actuales, no puede haber un verdadero

cambio de rumbo en la ecología. Más allá de potenciar un consumo responsable

(Prioridad para los productos locales, evitar las transnacionales, conocer la

procedencia de los productos, rechazar envolturas y objetos de vida efímera,

comprar productos ecológicos, etc.), de reeducar la población en nuevas prácticas

de simplicidad voluntaria (comprar menos y mejor: aquellos productos ya

aquellas empresas que cumplan unos estándares sociales, laborales y ecológicos

dignas), hay que ir construyendo una alternativa que rompa con el sistema actual.

Los consumidores y la ética social y ecológica reclaman un desarrollo urgente

de nuevos sectores económicos: como: la agricultura y ganadería ecológicas, la pesca

sostenible; con formación para jóvenes agricultores, con facilidades para la

comercialización a nivel local (eco-comprados, ecotiendas, cooperativas …),

potenciando su consumo en centros públicos (escuelas …). También tenemos derecho a

conocer lo que comemos, donde se produce y que productos se incorporan a la cadena

alimentaria en cualquiera de sus fases.

a) Para la relocalización económica

• Reducción de la escala, a nivel productivo y de consumo y reconversión de la actual

economía globalizada para ir avanzando hacia unas economías locales eficientes.

Pasar de las concentraciones de capitales a la regionalización ya diferentes

modalidades de municipalización.

• Recuperar el principio ecológico de proximidad, minimizar las distancias en la

consecución de una vida más sostenible.

• Conseguir la mayor aproximación posible entre producción y consumo dando

apoyo la constitución y el funcionamiento de asociaciones y cooperativas de

productores-consumidores de productos ecológicos.

• Apoyo a las pequeñas, medianas empresas y autónomos dirigidas

principalmente a mercados locales, comarcales o nacionales.

• Las administraciones públicas, empezando por las locales, deben dedicar una

parte significativa de los recursos a la realización de proyectos locales, según la

idiosincrasia de cada localidad. Estas inversiones no deberían ser inferiores

al 10% de los presupuestos anuales.

• Promoción de las empresas de economía social y de todo proyecto empresarial

intensivo en mano de obra.

• Creación de empresas de titularidad mixta – privada y pública, como medida de

apoyo a emprendedores con pocos recursos.

• Defensa del pequeño comercio, a través de políticas compensatorias y formativas

b) Hacia un sector agropecuario ecológico

(Ver medidas de los apartados Mar y Litoral y Medio Rural).

c) Sistemas de intercambio locales

• Puesta en práctica de sociedades de intercambio de bienes y servicios, para lo cual los

ayuntamientos deberían aportar medios, infraestructuras y recursos.

d) Nuevas formas de trabajo

• Flexibilidad de la jornada de trabajo en el ámbito de la Administración Local,

sin disminución de los salarios más bajos. El objetivo no sería otro que

la administración actuara de manera ejemplarizante de cara al sector privado.

i) La compra verde y justa

• La administración pública compra a aquellas empresas que cumplan estándares

sociales, laborales y ecológicos dignos.

• Extender la experiencia «PASOS DE BILBAO» (1999), impulsada por el ICLEI, y que

marque la responsabilidad de las administraciones públicas a la hora de indicar a

la industria, el comercio, artesanos y artesanas y personas consumidoras cuáles son

los productos y los procesos más ecológicos.

• Impulsar los criterios siguientes: control de necesidad, control de sustitución,

determinadas prohibiciones de compra, productos con menos gastos de recursos y

productos reciclados, productos locales y de temporada y exigencia de prevención de

residuos.

• Hacer aplicar de forma efectiva el nuevo reglamento de la Unión Europea sobre

la etiqueta ecológica (DO L237 de 21-9-00).

• Promoción del comercio local / comercio Justo. Otorgando facilidades y realizando

campañas de sensibilización

2.2 Fiscalidad ecológica

Hacer de la sostenibilidad un resultado de los comportamientos cotidianos: aprobar

ordenanzas y planes que permitan modificar los comportamientos de las

administraciones y de las y los ciudadanos, incentivando la eficiencia y el ahorro

en la utilización de los recursos naturales y la prevención en la generación

de impactos ambientales.

a) Impulsar la economía y la fiscalidad ecológicas como herramientas de la política

ambiental municipal: haciendo que la información económica diga la «verdad»

ecológica de los impactos ambientales que nuestra actividad genera, y por otra

banda orientando el sistema impositivo a sustituir los comportamientos más

insostenibles y destinando los fondos recaudados a inversiones ambientales.

b) Ordenanzas que modifiquen las tasas y precios públicos, así como los impuestos

municipales, para otorgarles objetivos ecológicos.

c) Ordenanzas sobre criterios sostenibles y solidarios en la contratación

administrativa en ayuntamientos, que valoren positivamente en las licitaciones

públicas las propuestas que respondan a intereses ecológicos, sociales o de

cooperación para el desarrollo internacional.

d) Establecer un sistema de cuentas ambientales y de cálculo de la huella ecológica

que pueda desarrollar posteriormente cada municipio, que permita incorporar los

valores ambientales en la contabilidad económica.

e) Tasa de tratamiento y eliminación de residuos ( «ecotasas»): perfeccionamiento

de esta figura fiscal y extensión a todos los municipios (en nombre de la

simplificación administrativa podría considerarse su emisión conjunta con

el IBI, pero en recibos separados, además de especificar sus componentes).

Principio de «quien más contamina más paga».

2.3 Finanzas locales social y ambientalmente sostenibles

El desarrollo de la actividad municipal exige un marco financiero suficiente

que permita la prestación de servicios a la ciudadanía, al tiempo que genere

dinámicas de equilibrio social y medioambiental.

A.- Transferencias de recursos del Estado.

• Transferir recursos del Estado corregir la situación actual y dotar a los

Ayuntamientos de los recursos públicos suficientes y adecuados a la concreta prestación

de servicios.

• Introducción de criterios medioambientales en el cálculo para la dotación

de estas transferencias del Estado en los Ayuntamientos además de los de población y

esfuerzo fiscal por medio de los cuales hoy se determinan (por ejemplo, parte del

presupuesto municipal a servicios medioambientales o cualquier otra ratio

indicativa).

B.- Tributos locales.

Distinguimos entre tributos que su ambientalización pueda tener efectos

incentivadoras y aquellos el único efecto es recaudador aunque

estén destinados a financiar gastos ambientales

B.1 IBI (Impuesto de Bienes Inmuebles).

• Bonificaciones ambientales: determinar en la ordenanza reguladora del IBI una

serie de bonificaciones sobre la cuota del impuesto en función de elementos como

el ahorro energético, aprovechamiento solar, sistema eficiente, etc.

B.2 IAE (Impuesto de actividades económicas).

Para nosotros resulta imprescindible la existencia de un impuesto local que grave

la actividad económica que se desarrolla en la ciudad o el municipio.

• Revisión en profundidad de las tarifas del IAE, de modo que se introduzcan

criterios ambientales. Esto es especialmente importante en cuanto a la actividad

industrial, donde debe hacerse palpable el principio de «quien contamina paga».

• EL IAE debe recoger como incremento o decremento sobre su cuota del impacto

que las actividades comerciales e industriales provocan en la ciudad que es su

entorno más próximo, así como los esfuerzos e inversiones realizadas para

corregirlos o paliarlos.

• Las tarifas deben tener como objetivo primar determinadas actividades por su

positivo impacto social (por ejemplo aquellas generadoras de puestos de trabajo para

medio de ratios como persona / m 2) y aquellas con mejor comportamiento ambiental

(Introducir ratios de emisiones y vertidos).

B.3.- IVTM (Impuesto de vehículos de tracción motor).

• La inflexibilidad del impuesto genera problemas de utilización ambiental.

Proponemos una reforma que en la determinación de los caballos fiscales de los vehículos

introduzcan criterios de eficiencia energética y emisiones contaminantes.

• De manera inmediata en la ordenanza reguladora debe establecerse un régimen de

bonificaciones en el impuesto a vehículos de bajo consumo, que usan energías

alternativas, de bajas emisiones, etc.

2.4 Empresas medioambiente y socialmente responsables

a) Aumentar el peso de la economía ambiental en los municipios, al ser este un

los pilares básicos de la modernización ecológica:

• Instalar empresas con programas y certificaciones de sostenibilidad ambiental

en los polígonos industriales locales, así como apoyar la «ecologización» de

las actividades y empresas industriales ya existentes en el municipio.

• Establecer empresas de I + D, los objetivos de las cuales de investigación sean de

naturaleza ambiental, en los Parques Tecnológicos.

b) Favorecer las empresas que reclutan a tiempo compartido

c) Dar apoyo al sector de la economía social (cooperativas, asociaciones sin

ánimo de lucro y Sociedades Anónimas Laborales), tanto para su creación, como

para la dotación de suelo o servicios, mejor fiscalidad, asesoramiento legal, etc.

Apoyar la creación de nuevas empresas especialmente para cooperativas, SAL,

pymes y autónomos (con exención de cotizaciones a la Seg. Social, el primer año)

2.5 Del turismo de masa al ecoturismo de calidad

TURISMO. No podemos obviar la importancia socioeconómica de la actividad turística

en los municipios de España, ni tampoco su impacto, tanto en la

demanda de recursos naturales como en la planificación del territorio y otros

actividades económicas y sociales. El turismo es para no pocos municipios su

apuesta estratégica de presente y de futuro para garantizar niveles de vida

crecientes, pero hay que reconocer los límites de su desarrollo, y trabajar

desde ese momento en la generación de alternativas.

a) Moratoria de construcción en las zonas turísticas saturadas.

b) Elaborar planes de protección en las zonas turísticas con alto valor ambiental,

como parques naturales y nacionales.

c) Ordenanzas municipales de fomento del ecoturismo de calidad.

d) Plan provincial o comunitario de fomento del ecoturismo de calidad.

i) En las zonas rurales, potenciación del agroturismo como forma de complementar,

mantener y reactivar el territorio y la actividad agraria y ganadera,

renaturalizar los ríos y arroyos, recuperar la vegetación ribereña, combatir

la erosión, reforestar, etc ..

3. El municipio, ACTOR DE LA SOLIDARIDAD Y DE LOS DERECHOS PARA TOD @ S

3.1 Una vivienda digna, accesible y ecológica para todos y todas

Garantizar el acceso a una vivienda digna y adecuada a las necesidades de cada etapa

de la vida, sin hipotecar la vida, es decir una nueva cultura de la vivienda.

La nueva política de la vivienda debe tener unos referentes y objetivos muy

claros:

• Dar cumplimiento efectivo al mandato constitucional y al derecho fundamental: que

toda persona debe tener acceso a una vivienda digna.

• Adaptar la vivienda a los ingresos, la demanda y las necesidades variables de

la persona y del núcleo familiar a lo largo de la vida (espacio disponible, varios

usos y funciones y diversas formas de convivencia).

• Regular y limitar los precios de la vivienda y del suelo, tanto en propiedad como en

alquiler para que sea asequible para todos y todas.

• Facilitar la recuperación i rehabilitación de las viviendas vacías o

infrautilizadas.

• Una vivienda no es digna si no es sostenible y ecológica. Por lo tanto, un

vivienda digna garantiza:

– el acceso al agua ya la energía limpia y renovable (tanto térmica como eléctrica)

– la salud medioambiental de los inquilinos (libre de materiales cancerígenos,

químicos; libre de amianto, plomo, mercurio; libre de contaminación atmosférica,

acústica y de vibraciones)

– la protección de los ecosistemas (solidaridad intergeneracional para los futuros

inquilinos y generaciones).

Cambios normativos y nuevas políticas públicas que traten el problema de

la vivienda de forma global.

a) Promoción y construcción de viviendas protegidas en régimen de alquiler y

de vivienda asistida. Así como aplicación de ayudas a los colectivos más

necesidades (hacia un derecho exigible a la vivienda).

b) Ampliar el mercado de alquiler con varias tipologías de vivienda con precios

asequibles y adecuados a todos los niveles económicos y en todas las situaciones

sociales. Garantizar el cobro de los alquileres, facilitar la movilidad en el marco

del PLAN DE VIVIENDA ASEQUIBLE Y ECOLÓGICA.

c)

d) Garantizar los criterios de salud medioambiental en las viviendas (libre de

materiales cancerígenos, químicos; libre de amianto, plomo, mercurio; libre de

contaminación atmosférica, acústica y de vibraciones). Las normas de la edificación,

de su calidad, de los requisitos de habitabilidad, de instalaciones y servicios

privados y comunitarios: fomentar la arquitectura bioclimática y el ahorro

energético.

e) Evaluar de forma más exigente los criterios de sostenibilidad medioambiental, y

muy especialmente evitar por todos los medios que se destruya los litorales y

patrimonios naturales.

f) La mezcla de tipologías residenciales: zonificaciones residenciales menos

rígidas, que fomenten la combinación de varios tipos de viviendas, de diferentes

estratos sociales, de diferentes edades, en un mismo territorio.

g)

h) Regular y limitar los precios de la vivienda y del suelo, tanto en propiedad como

en alquiler para que sea asequible para todos y todas.

i) Reforma de la legislación de arrendamientos urbanos, además de establecer nuevas

modalidades de contratos de arrendamiento y procedimientos jurídicos que fomenten

el arrendamiento de viviendas de nueva promoción -pública y privada- y de segunda mano.

Garantizar la recuperación de las viviendas alquiladas por sus propietarios, en caso de

necesidad.

j) Mayor control del fraude inmobiliario y la corrupción político-inmobiliaria.

Regulación del mercado inmobiliario de promoción privada y de promoción pública local

y autonómica: facilitar suelo a precios asequibles y recursos financieros para la

promoción y la construcción. Priorizar las promociones que establezcan convenios

con las administraciones públicas, para la participación en los programas y

actuaciones del PLAN DE VIVIENDA ASEQUIBLE Y ECOLÓGICA.

k) Supresión de trabas a la autoconstrucción y fomento del cooperativismo.

l) Reforma del mercado hipotecario y en concreto de los instrumentos de financiación

del mercado inmobiliario: nuevas modalidades de préstamos hipotecarios y de los

procedimientos de cobro (moratorias, subrogaciones sustituciones, avales y

garantías públicas …).

m) Incentivar los Mecanismos de participación ciudadana a la hora de diseñar los

planes de actuación urbanística (ver Participación Ciudadana).

3.2 Sociedad plural, integración e interculturalidad

La desigualdad de oportunidades y de género, la situación precaria de muchos de

nuestros mayores, la marginación social – en particular de los colectivos

de inmigrantes, la inseguridad ciudadana … Todos estos problemas tienen como causa

la ausencia de justicia social, por lo que no es extraño que algunos de ellos se

relacionen entre sí, agravándose mutuamente. Aquellos que piensan que nada se puede

hacer equivocan. Con un mínimo de voluntad política, es posible crear las

condiciones básicas hacia una sociedad plural. Las siguientes medidas, en

interacción con muchas de las expuestas en los otros apartados, pueden ser el

primer paso.

a) Programas de sensibilización a la equidad de género en las escuelas.

b) Programa de integración de inmigrantes, minorías étnicas y grupos de exclusión

social, unido a políticas activas de sensibilización ciudadana y educación para

la tolerancia, interculturalidad y convivencia respetuosa con los individuos que

por sus características personales (discapacidades físicas, mentales o

intelectuales) entorno cultural o contexto socioeconómico tienen riesgo de exclusión o

marginación.

c) Reconocer los derechos de reunión, asociación, huelga, asistencia letrada, acceso

a la sanidad ya la educación de los inmigrantes indocumentados. promover la

convivencia intercultural y potenciar el papel asesor de organizaciones

de inmigrantes y ONGs en la política de inmigración.

d) Crear oficinas municipales de información y apoyo a inmigrantes incorporando a

más la perspectiva de género, al presentar las mujeres inmigrantes más riesgos, en

general, de caer en la exclusión social.

e) Potenciación de los servicios sociales, con especial atención a las campañas

educativas ya la inserción socio-laboral.

f) A través del Tercer sector, medidas de apoyo a la Tercera edad, que

permitan a los ancianos ya las ancianas llevar una vida digna integrados en su

propio entorno social.

g) Constituir observatorios municipales de la realidad social, que realicen una

análisis de la situación del municipio desde la perspectiva de la cohesión y

inclusión social, y de las medidas adoptadas para combatir la exclusión con una

especial atención a estas tres perspectivas:

• La de género, elaborando indicadores de seguimiento e interpretación de las

ciudades y pueblos de Cataluña desde el punto de vista de las mujeres, realizados con

una metodología participativa de sus asociaciones.

• La de las y los inmigrantes, incluyendo también a menores

• La de las diversas formas de pobreza, entendiendo ésta como el resultado al que

se puede llegar a través de diferentes vías, que tenemos que detectar para afrontar

adecuadamente con estrategias específicas.

h) Ordenanzas municipales sobre salud y vivienda, con medidas específicas para

aquellos barrios donde los servicios urbanos no garanticen unos estándares de higiene

salubridad y habitabilidad.

e) Planes provinciales de calidad y apoyo en la educación, que atiendan

especialmente en aquellas habilidades que se constituyen en «interruptores» en el

proceso formativo y educativo (lectura, utilización de nuevas tecnologías …).

j) Facilitar la movilidad de los sectores sociales con más problemas para ello y

más dependientes de los servicios públicos, con medidas como: Congelación del precio del

billete de transporte público. Transporte gratuito para jóvenes, parado, pensionistas

y otros colectivos sociales desfavorecidos.

3.3 Derecho universal de ciudadanía (ciudadanos de Europa y del Mundo)

a)

b) Ordenanzas municipales de regulación de los derechos de los trabajadores del

sexo.

c) Ordenanzas municipales que regulen los derechos de las parejas de hecho.

d)

e) Fomento de las lenguas y culturas minoritarias

3.4 Para una solidaridad Norte-Sur

Existe un intercambio desigual entre Norte y Sur, en términos medioambientales y de

sostenibilidad planetaria: una deuda ecológica. Es tiempo de asociar a la actual

modelo de producción industrial, el consumismo, la producción exhaustiva de residuos

y la emisión de gases de efecto invernadero por parte del Norte, a la necesidad

moral y económica que este repare las consecuencias nefastas que este modelo

tiene sobre las poblaciones del Sur. En interacción con muchas propuestas precedentes,

es nuestro deber a nivel local, en los municipios, actuar por la justicia

global y la solidaridad Norte-Sur. En otras palabras un Ayuntamiento sin Fronteras.

k)

l) Apoyo a proyectos de cooperación al desarrollo que fomentan iniciativas

ecológicas y sociales y valores de paz y solidaridad.

m) Evaluación de la política de cooperación del ayuntamiento.

n) Poner en marcha dispositivos de información y transparencia sobre el uso de los fondos

destinados a la cooperación internacional.

o) Promoción por parte de las administraciones públicas de aquellos productos con

etiqueta de comercio justo para ir llegando paso a paso a una nueva forma de

consumir para lograr que el Comercio Justo no sea alternativo, sino que todo lo

comercio sea justo y cumpla unos principios de justicia.

p) Cuando se da el caso, oficina de cooperación internacional en Diputaciones

Provinciales, que canalice la ayuda al desarrollo de la mejor forma

posible, analizando la virtud de fórmulas como hermanamientos con ciudades del

Sur, y abriendo la cooperación internacional realizada por los municipios a la

participación y control ciudadanos. Al mismo tiempo, a través de esta oficina se

desarrollarán campañas de sensibilización ciudadana sobre el problema global

de exclusión.

q) Poner en marcha programas de transferencia tecnológica y sistemas de producción limpia

en la cooperación internacional.

r) Abrir foros locales permanentes de debate y participación sobre los efectos y

problemas de la globalización.

4. HACIA LA DEMOCRACIA PARTICIPATIVA, TRANSPARENCIA E INFORMACIÓN

4.1 Democracia participativa activa

INSTITUCIONES PARA EL cogobierno MUNICIPAL DE LAS Y LOS CIUDADANOS. la participación

no se puede limitar solo a la elección de representantes, ni siquiera la toma

directa de decisiones (de forma excepcional, y en casos muy concretos), sino que

debe afectar a la mayoría de los ámbitos del gobierno local. En la democracia, tal

como la entendemos, las y los ciudadanos deberían tener la posibilidad de

participar en la toma de las decisiones políticas que les afectan. Por ello es

necesario establecer un sistema permanente de participación y de intercambio

de información entre el Ayuntamiento y los ciudadanos, no solo a través del movimiento

asociativo, sino también de manera individual. El carácter local de la política

municipal favorece la diversidad, incluso su concepción como «laboratorio

de participación e innovación social «.

a) Apoyo al movimiento asociativo, sin favoritismos, y participación del mismo

en organismos autónomos municipales y en comisiones sectoriales.

b) Posibilitar la formulación de iniciativas legislativas populares de carácter

local, protegidas por un mínimo del 3% de los / as ciudadanos / as, para elevar al Pleno

del Ayuntamiento mociones o propuestas de competencia municipal.

Por otra parte, es necesaria una mejor organización administrativa, que permita

reducir al máximo el impacto de la burocracia en las relaciones entre la sociedad y

las instituciones así como asegurar la transparencia total y en todos los niveles

los procesos de decisión y administrativos y luchar contra la corrupción:

s) Gobierno Digital y Administración Digital, aprovechando las nuevas tecnologías para

a una comunicación directa de los / as ciudadanos / as con los representantes políticos y

la administración. Medidas que garanticen el acceso a las nuevas tecnologías de la

información a las personas con menos recursos.

t) Establecimiento de cauces reglamentarios para que los ciudadanos puedan exponer

sus propuestas y demandas, incluyendo la posibilidad de interpelar directamente

al alcalde.

o) Elegir un día al año como día de debate ciudadano sobre el estado del municipio.

v) Información y control ciudadano del desarrollo y ordenación urbanística del

municipio.

w) Constituir Ayuntamientos de barrio en las ciudades de más de 100.000 habitantes,

que supongan un avance real en la descentralización de servicios y que favorezcan

la participación en el gobierno de la ciudad al acercarse las instituciones a las

y los ciudadanos.

4.2 Reforma de los gobiernos locales

LOS VERDES plantearán en el próximo período legislativo la necesidad de MODIFICAR

LA LEY DE BASES DE RÉGIMEN LOCAL así como las leyes municipales de las Comunidades

autónomas con competencias en materia de régimen local, y el conjunto de leyes

sectoriales que afecten a temas de interés local y territorial, para construir un

nuevo modelo de poder local en España, concordante con el que se da en

toda la Unión Europea, con la voluntad de hacer efectivos los siguientes principios y

objetivos generales:

a) Situar los derechos y las necesidades de la ciudadanía, agrupada en

colectividades de base territorial y su cobertura con niveles de calidad

homogéneos. Como primer referente y condición de todas las asignaciones

competenciales, de distribución de recursos y de prestación de servicios públicos.

b) Aplicar de manera efectiva los principios de autonomía y subsidiariedad en

la asignación y distribución de competencias y recursos, entre los diversos

niveles político administrativos (es decir, en los cuatro niveles básicos: local,

regional, estatal y comunitario europeo). El ámbito político administrativo del poder

local debe disponer de competencias y de recursos suficientes para incidir de

manera inmediata, determinante o significativa, en la ordenación y gestión de los

servicios que afecten a su colectividad y territorio.

c) Todas las administraciones que configuran el poder local tienen su

legitimación en un único proceso electoral local específico, que toma como base el

municipio y que, en todos los niveles y organismos de carácter local, respeta los

criterios de representatividad de los territorios incluidos en su demarcación,

con la máxima proporcionalidad y representatividad política.

d) Aplicar el principio de subsidiariedad dentro del ámbito propio de la autonomía

local, de manera efectiva y asimétrica. Las competencias y servicios deben

prestar siempre a través de aquella institución político administrativa del poder

local que, siendo la más cercana posible a la persona, garantice la prestación,

en función de las dimensiones territoriales y demográficas y de los recursos humanos,

técnicos y económicos disponibles.

i) El poder autonómico, el gobierno del Estado y la Comisión Europea deben estar

legalmente obligados a hacer efectivos los principios de cooperación, asistencia,

coordinación, información y lealtad institucional en relación con los poderes

locales -y viceversa- en el ejercicio de las competencias definidas legalmente.

f) La legislación local debe garantizar que todos los municipios, incluso los más

pequeños, disponen de unas funciones, facultades y servicios mínimos en todos sus

ambientes competenciales locales: gestión directa o indirecta de la totalidad o parte

los servicios: intervención en la planificación o ejecución que corresponda a

otros niveles de la administración local o del gobierno autonómico, estatal o

comunitario europea, en cualquiera de las formas de colaboración y cooperación

entre administraciones del mismo nivel competencial o de carácter autonómico o

estatal.

4.3 Convivencia, justicia de proximidad y resolución pacífica de los conflictos

La justicia debe garantizar la tutela judicial efectiva, lo que hoy por hoy

no es del todo real. Con este objetivo es necesaria una administración que

responda a criterios de eficacia, agilidad y proximidad. Planteamos, desde una

óptica de radicalidad democrática, la creación de una justicia municipal o de

proximidad, que debería incluir las siguientes particularidades:

a) La reorganización de los actuales juzgados de paz. Aumentar sus

competencias para resolver conflictos vecinales y proceder a la conciliación de

las partes.

b) Que el juez o la juez deba ser licenciado o licenciada en derecho,

con experiencia suficiente, a propuesta por el pleno municipal y nombrado por la Sala de

Gobierno del Tribunal Superior de Justicia. Su demarcación y planta judicial

debería coincidir con el término municipal, salvo en las ciudades con

distritos descentralizados, donde coincidiría el ámbito con cada una de estos.

c) Que en las grandes ciudades se pueda constituir el Consejo de Justicia Municipal

con representaciones judiciales de las diferentes administraciones y de entidades

profesionales y socioeconómicas.

d) Debe ser una justicia gratuita, con procesos rápidos y fundamentalmente orales.

e) Su financiación debe ser a cargo de la administración autonómica y

estatal, mientras que los municipios aportarán locales y personal administrativo.

f) Deberán conocer, como ejemplos más significativos, asuntos de orden civil, como la mediación y conciliación, reclamación de deudas inferiores a 600 euros.,

defensa de personas consumidoras, juicios sobre propiedad horizontal

-impugnació de acuerdos de junta de propietarios y propietarias, ejecución de acuerdos

comunitarios, etc.-, medidas cautelares urgentes en materia de familia; de orden

penal, las previstas en el CP y la LECr por los actuales juzgados de paz -ex .:

malos tratos tipificados de faltas, faltas por robos hasta 600 euros-,

ciertos delitos sobre bienes públicos, de la circulación de vehículos en vías urbanas,

robos de baja intensidad como «el tirón», conducir bajo los efectos de drogas

o alcohol; del orden contencioso-administrativo, procesos que tengan por

objeto la imposición de sanciones municipales hasta 600 euros, imposición directa

de sanciones por infracciones de tráfico y seguridad vial en vías urbanas, con

tramitación municipal.

g) Esta propuesta necesitará de cambios legislativos, como, la modificación de la

Ley orgánica del poder judicial, las leyes procesales civil, penal y

contencioso-administrativa, el Código Penal, la Ley Orgánica de cuerpos y fuerzas

de seguridad, y la Ley de tráfico y seguridad vial.

Los núcleos urbanos son hoy un espacio heterogéneo donde hay que organizar la convivencia

de diferentes realidades e intereses (urbanísticos, sociales, económicos, culturales,

convivenciales …) y donde encontramos realidades urbanísticas o barrios de perfiles

diferentes y con personas de estatus sociales y económicos diferentes.

h) La seguridad no puede basarse exclusivamente en más servicios policiales o más

justicia penal. Son necesarias políticas públicas transversales de prevención,

de inclusión social, de reducción de los factores de riesgo, de servicios públicos de

calidad.

i) Potenciación de la participación ciudadana en la elaboración de políticas de

seguridad son imprescindibles.

j) El buen funcionamiento policial se debe complementar con la puesta en

funcionamiento de la justicia municipal o de proximidad.

k) Modelo policial integral que favorezca la eficacia y la eficiencia y que

contribuya a sumar esfuerzos, humanos y técnicos, para la coordinación y

cooperación policial entre los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y las

policías locales, que responda a la demanda de la ciudadanía, convirtiendo la

seguridad ciudadana en un servicio público de calidad.

l) Las Juntas Locales de seguridad son el marco idóneo donde desarrollar en el ámbito

local los planes estratégicos de seguridad, la elaboración de los mapas de

delincuencia y la coordinación de los diferentes cuerpos policiales.

m) Los alcaldes o alcaldesas deben ser la autoridad única en los municipios, en

materia de seguridad ciudadana siendo las Juntas Locales de seguridad del instrumento

de trabajo.

4.4 El municipio como núcleo de la sociedad de la información

La implantación de las tecnologías de la información (TIC) en las ciudades y su

generalización y extensión a los diferentes ámbitos de la vida social

administraciones públicas, actividades económicas, formativas y de tiempo

libre, vida doméstica se debe hacer pensando también en la contribución decisiva que

pueden dar a la SOSTENIBILIDAD de la vida urbana, en un doble sentido:

a) Planes municipales para el desarrollo de la ciudad de la información, que

favorezcan la incorporación de las y los ciudadanos a un uso cotidiano de las nuevas

tecnologías de la comunicación. El plan contará con los siguientes objetivos:

• Acceso a Internet al 100% de la población.

• Universalizar el acceso a la red y los servicios informáticos municipales.

• Crear una Intranet participativa con conexión con los agentes sociales del

municipio en todos los ayuntamientos.

b) Plan municipal de desarrollo de la democracia en red, con las siguientes

medidas:

• Información y política municipal para incentivar la participación política a

al aumentar la información sobre los asuntos municipales y la facilidad de acceso

a los mismos: la retransmisión por Internet de los plenos municipales, el acceso a

documentación clave como planeamientos, propuestas, documentos técnicos, planos, etc …

la posibilidad de solicitar documentos u otros soportes blandos en las oficinas

técnicas correspondientes …

• Participación política abierta.

– Chats periódicos del alcalde, al menos coincidiendo con los debates del estado de

la ciudad.

– Buzón de preguntas de las y los concejales-delegados.

– Sesiones públicas de control, y comisión de peticiones ciudadanas.

– Foros de opinión sobre política municipal.

– Se realizara la adscripción al sistema DAMOS, un sistema de e-democracia

sustentado por la Comisión Europea.

• Ejercer la democracia en Internet, utilizando experimentalmente el voto

electrónico y los referéndum municipales por ordenador, reclamando las reformas

legales necesarias para su válida implantación.

4.5 Medios de comunicación públicos plurales e independientes

En un contexto de fuerte concentración y globalización mediática, Los Verdes entiende

la comunicación local (periódicos, revistas, radios, televisiones o Internet) como

un fenómeno que permite fortalecer e incentivar unos hábitos democráticos y una cultura

de la participación entre la ciudadanía. Asimismo, consideramos que pueden

contribuir a una revitalización de la vida asociativa, social o económica del

municipio.

• Los Ayuntamientos, como poder democrático más próximo a la población, deben tener

derecho a impulsar unos medios de comunicación propios. Se debe garantizar, por tanto,

(Tal como prevé la actual ley de televisiones locales) el acceso de los entes locales a

frecuencias de radio y televisión. Asimismo, se debe garantizar el derecho de acceso

los medios locales de titularidad pública en las redes de cable de fibra óptica

que operan en los municipios en cuestión.

• Los Ayuntamientos, asimismo, deben poder participar en los procesos

de adjudicación de frecuencias de radio o televisión de proximidad de titularidad

privada, el ámbito de la cual de emisión afecte a su territorio.

• Los entes locales deben impulsar y garantizar unos medios de comunicación de

titularidad pública que sean rigurosos, plurales e independientes. para

asegurar esto, LOS VERDES proponemos la creación de unos Consejos Municipales de la

Comunicación, con competencias sobre todos los medios de titularidad pública,

con presencia no solo de todas las fuerzas políticas representadas en el

consistorio, sino también con la participación del tejido social y cultural del

municipio y de los profesionales de estos medios de comunicación. la función

de este deberá ser la de garantizar unos medios de comunicación plurales, con

independencia informativa y de calidad.